Bienestar gracias al Deporte

Beneficios para la salud física gracias al deporte

Claramente, los deportes pueden ayudarte a alcanzar tus metas de acondicionamiento físico y mantener un peso saludable, así como aumentarán tu bienestar general. Sin embargo, también fomentan la toma de decisiones saludables como no fumar y no beber. Los deportes también tienen beneficios ocultos para la salud, como reducir las probabilidades de padecer osteoporosis o cáncer de mama más adelante en la vida.
Los deportes enseñan a trabajar en equipo y a resolver problemas
Luchar por un objetivo común con un grupo de jugadores y entrenadores te enseña a construir el trabajo en equipo y a comunicarte eficazmente para resolver problemas. Esta experiencia es útil cuando surgen problemas en el trabajo o en casa. Los deportes te pueden ayudar en estas situaciones ayudandote a estar siempre en un estado de bien estar que hará que manejes mejor todo tipo de situaciones

Los deportes aumentan la autoestima de quién los practica

Ver tu trabajo duro da sus frutos y alcanzar tus metas desarrolla confianza en ti mismo, lo que se traduce en todos los casos en un mayor bienestar en nuestras vidas. Alcanzar una meta deportiva o de acondicionamiento físico le anima a alcanzar otras metas que usted se ha fijado. Este es un proceso de aprendizaje gratificante y emocionante.

Los deportes físicos reducen la presión y el estrés

Hacer ejercicio es una manera natural de relajarse y dejar ir el estrés y de mejorar nuestra sensacion de bienestar general. También puedes hacer nuevos amigos que pueden estar ahí para ti como sistema de apoyo. Cuando te sientas bajo presión o estresado, llama a un compañero de equipo, dirígete al gimnasio para hablar y jugar.

Principios de Weider para Semiexpertos en el Deporte

Principios de Weider para Semiexpertos en el Deporte

Por PersonalTrainer / hace 1 mes / 0 Comentarios ».
Como es normal, a medida que nos hemos ido adentrando en los principios de Weider, se ha complicado su comprensión. Recordar que los principios de Weider se dividían fundamentalmente en tres apartados. En primer lugar